Blog

15 CONSEJOS PARA LUCIRTE EN TU PRÓXIMA PRESENTACIÓN DE TRABAJO

Por: Genias

Hablar en público puede ser un verdadero desafío. Algunas tienen la capacidad de pararse frente un grupo de personas, juntar las palabras, expresarse claramente y romperla en su discurso, mientras que a otras (¡me incluyo!) nos tirita la voz, nos sudan las manos y olvidamos la mitad de lo que íbamos a decir.

Sea cual sea tu caso estar preparada es vital, sobre todo si trabajas en empresa y las presentaciones a tu equipo, clientes o quien sea, es algo habitual.

Así que toma nota y échale un ojo a estos 15 consejos que te ayudarán a llevar tu próxima presentación al siguiente nivel.

1.- Define los objetivos: Es importante que tengas claro cuál es el fin de la presentación y qué quieres conseguir con ella.

2.- Conoce a tu audiencia: ¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus características? Asegúrate de saber muy bien a quién le estás hablando, de esta forma podrás captar mejor su atención y generar mayor interés. Investiga sus intereses y motivaciones, recuerda que cuanto más se identifiquen con tu exposición, mayor será tu influencia.

3.- Empatiza: Cuando estés preparando la presentación, ponte en el lugar de tu audiencia y piensa si hay conceptos que pueden resultar aburridos o que no se entiendan. Si tu no enganchas con lo que dices, ¿por qué el resto debería?

4.- Organiza las ideas: Prepárate y arma un plan de acción. Es importante que ordenes tus ideas de manera que el mensaje llegue lo más claro posible. Para esto, puedes categorizarlas como ideas principales e ideas secundarias. Esto -además- hará que el mensaje sea coherente.

5.- Estructura tu presentación: Piensa en ella como una historia. Por eso define un inicio, nudo o clímax y un final o cierre.

6.- Haz tu presentación visual: Las imágenes son procesadas muchísimo más rápido que las palabras, además son más atractivas y dinámicas. Incluye esquemas, fotos, ilustraciones, etc. para potenciar y complementar tu mensaje.

¡Ojo eso sí con las presentaciones de power point de los años 90`s y sus transiciones pasadas de moda! Como siempre, busca qué la está llevando por estos días en términos gráficos o de imagen, y si sientes que no es lo tuyo, entonces recurre a alguna amiga o compañera de trabajo para que te guíe.

Y recuerda: el apoyo visual no debe ser el protagonista, sino una herramienta de apoyo.

7.- La regla del 10-20-30: Este concepto fue creado por Guy Kawasaki, especialista en nuevas tecnologías y marketing, y dice que si usas presentación con apoyo visual, ésta no debe tener más de 10 diapositivas, 20 minutos de duración, ni menos de 30 puntos en el tamaño de letra empleado.

8.- El poder de las historias: contar una historia al inicio es un excelente enganche para el resto de tu presentación. Asegúrate que sea entretenida, concisa y en la que tu audiencia pueda verse reflejada.

9.- Cifras, cifras y más cifras. Tener datos, números y estadísticas es muy importante si quieres darle sustento a tu presentación. Inclúyelas y úsalas para darle fuerza al mensaje, sobre todo si buscar generar impacto, crear nuevos proyectos o vender algún producto o servicio.

10.- Controla el tiempo: Hoy los programas como Power Point tienen un reloj que va marcado el tiempo de la presentación. Define desde un comienzo cuánto durará y mantente apegada a ello.

Asimismo, trata que tu presentación dure cerca de 20 minutos. Después de ese tiempo, la capacidad de concentración comienza a perderse y los intervalos de atención se van acortando.

11.- Contacto visual: Mira al público directamente a los ojos, es la forma más efectiva de persuadirlos, ya que sentirán que lo que dices se pensó para ellos.

12.- Interactúa: Incluir quienes te escuchan puede ser una buena estrategia para mantener la atención. Usa frases como «¿Y tú, qué opinas?», o «excelente idea»,  para demostrar interés.

13.- Deja tiempo para dudas y preguntas: Considera unos 5 minutos finales para responder o aclarar dudas que hayan podido surgir. Siempre es bueno escuchar a tu audiencia.

14.- Se precavida: Trata siempre de llegar unos 15 o 20 minutos antes para preparar todo, enchufar el computador, ordenar el material de apoyo, etc. Una nunca sabe cuándo puede fallar el cable o la conexión wifi.

15.- Ensaya: La práctica hace al maestro. Repite tu presentación varias veces y en voz alta: puedes hacerlo frente a tu familia o pareja para que de ten su feedback. Este ejercicio es una buena manera de internalizar el mensaje y reducir las posibilidades de que algo salga mal.

¿Y tú? ¿Tienes que hacer presentaciones en tu trabajo? Cuéntanos si agregarías algún otro consejo.

Te puede interesar

Por: Genias

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl