Somos una comunidad que empodera y acompaña a la mujer en su vida laboral.

+

Buscador

genias.blog

Carrera profesional Emprendimiento Organización Vida Laboral

META 2021: QUIERO DEJAR DE PROCASTINAR

Por: Cony Eyzaguirre

Se acerca la fecha de entrega de ese informe y a lo único que te has dedicado los últimos días es a limpiar el escritorio, revisar archivos y respaldar las fotos en un disco duro. Todas hemos tenido esos momentos de procastinación que no nos permiten avanzar ni ser tan productivas como quisiéramos.

Y si bien soy una convencida que los espacios de ocio y de “hacer nada” son sumamente importantes, también creo en el poder de la focalización a la hora de realizar nuestro trabajo.

El 2020 fue difícil, y quizás hubo más episodios de procastinación que otros años. Sin embargo, este 2021 me propuse como meta personal ser un poco más eficiente con el tiempo y dejar de lado las actividades que retrasan lo que realmente debo hacer.

Para eso, hice una lista de técnicas y acciones que me han funcionado, además de otras que encontré investigando y que me parecieron súper interesantes. ¡De seguro alguna te hace sentido y se ajusta a tu forma de trabajar!

1.- Divide una gran tarea en tareas más pequeñas

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard describe un fenómeno llamado “principio del progreso”, el cual indica que lo más importante a la hora de realizar una tarea es progresar en el trabajo significativo. Esto quiere decir, que reconocer los logros de menor magnitud dentro de un proyecto más grande, mejora el estado de ánimo y motivación.

De esta manera, una buena idea es comenzar a desglosar tu gran meta en otras más pequeñas e ir avanzando de a poco, celebrando cada logro que realices.

2.- Trabaja por intervalos

¿Sabías que trabajar en periodos más cortos es mucho más efectivo que hacerlo como si corrieras 42k?

Para esto les recomiendo a ojos cerrados la Técnica Pomodoro, yo la uso y me encanta. ¿Cómo funciona?

Debes definir una sola tarea y trabajar únicamente en ella durante 25 minutos. Luego, descansa por 5. Acá el paso a paso de cómo llevarla a cabo:

  1. Elige una tarea para completar.
  2. Ajusta el temporizador de tu celular a 25 minutos.
  3. Trabaja hasta que pasen los 25 minutos.
  4. Toma un descanso de 5 minutos.
  5. Después de cada cuatro intervalos de 25/5, toma un descanso más extenso, de unos 30 minutos.

3.- Utiliza la regla de los 2 minutos

Reconozco que nunca he usado esta técnica, pero me gustaría intentarlo. Tiene su origen en GTD (Getting Things Done: método de gestión de las actividades) y dice que si estás pensando en una actividad que se puede hacer en menos de dos minutos, no la planifiques; hazla.

La regla no es tan estricta, puedes extender el tiempo a 5 o 10 minutos, lo importante es hacerla. Repetir esta técnica constantemente te ayudará a transformarla en un hábito, de esta forma te costará cada vez menos.

4.- Haz un seguimiento del tiempo

Muchas veces sentimos que nos pasamos el día haciendo cosas, pero finalmente no hicimos mucho. O por el contrario, fuimos muy productivas, pero al mirar hacia atrás, tenemos la sensación de no haber hecho nada. Nuestro cerebro no es muy bueno calibrando la productividad.

Por lo mismo, una buena idea es llevar un registro del tiempo que le dedicas a las cosas que realizas en el día, a esas tareas más importantes que te ayudan a alcanzar tus objetivos.

Esta simple acción te ayudará a crear un “compromiso interno” y te ayudará a ser más responsable. Además, tendrás una visión general de cómo estás utilizando tu tiempo y así podrás tomar mejores decisiones en la planificación de tareas.

5.- Chao celular

A no ser que tengas que trabajar con él, deja de lado tu teléfono, o cualquier otro elemento que te distraiga fácilmente.

Un nuevo mensaje de Whatsapp, ver lo último que está pasando en Instagram o un video cortito en Youtube serán tus peores enemigos si quieres focalizarte.

Prueba el modo avión, ¡nada pasará si te desconectas algunos minutos al día!

6.- Honestidad ante todo

No siempre tendremos el ánimo para realizar nuestras tareas y trabajo. Se honesta contigo, y si hay un día en que no te sientes bien, mejor dedícate a ti y al autocuidado.

Hacer una actividad sintiéndote mal, cansada o de mal humor, lo único que provocará es que procastines aún más, y al final del día te sientas peor porque no lograste hacer nada.

Recuerda la importancia de alimentarte bien, dormir, rodearte de gente positiva y de mantenerte activa.

¿Sueles procastinar también? ¿Qué técnicas o métodos te han funcionado?

Por: Cony Eyzaguirre

Mi nombre es Cony, soy periodista y la encargada del contenido creativo que ves en Genias. Hace algunos años creé La Vida en Craft, blog y estudio creativo que ofrece contenido escrito y fotográfico para emprendedores y empresas. Me he desempeñado como directora de arte en fotografía, redactora de contenidos web, productora fotográfica, creadora de contenido audiovisual y también como profesora de talleres de fotografía de producto.
Instagram: @lavidaencraft

¡SUSCRÍBETE A NUESTROS NEWSLETTERS!

¡Se la primera en enterarte de lo que se viene en Genias y recibe contenido exclusivo!