Blog

¿QUÉ HACER SI TIENES UN JEFE DIFÍCIL?

Por: Genias

Somos varias las que hemos tenido que enfrentarnos en nuestros trabajos a jefes o jefas complicadas.

Convengamos que lidiar con esto no sólo es negativo para el ambiente laboral, sino que puede afectar enormemente nuestro autoestima y salud mental: es posible que experimentes estrés, ansiedad, falta de sueño o pérdida de concentración. A esto se suman las consecuencias en el desarrollo del trabajo colaborativo, la relación con los compañeros y nuestro desempeño en nuestras tareas y metas.

¿Cómo sé si mi jefe entra en esta categoría?

Bueno, esto puede ser algo subjetivo, pero podríamos decir que son aquellos jefes que no saben liderar, y por lo tanto prefieren usar su autoridad por sobre la empatía el y entendimiento.

La falta de comunicación es uno de sus principales errores, ya que afecta en todo el ecosistema, desde las tareas que cada parte del equipo debe realizar, hasta las evaluaciones y el desempeño de los colaboradores.

Algunas otras características que lo pueden convertir en un jefe difícil son:

  • Es intimidante
  • Limita tu creatividad
  • Prefiere su éxito por sobre el del equipo
  • Es controlador

¿Qué hago si tengo un jefe difícil?

Sabemos que para muchas la opción de renunciar y buscar nuevas opciones laborales no es tan simple. Además, nadie garantiza que en un nuevo trabajo no te vayas a topar con un jefe similar.

Por lo mismo, las herramientas y técnicas deben salir de nosotras mismas, para que así -sea donde sea que nos pille- podamos manejar de la mejor manera esta complicada relación.

1.- Recuerda que no es personal: Esto no es contra ti (aunque entendemos que a veces hay excepciones). En general, un jefe tóxico es así con todos, y si bien sabemos que no es la cura a tus males, sí te ayudará a sobrellevarlo con más tranquilidad.

2.- Mantén la calma: Sabemos que puede ser difícil, pero para conseguirlo, analiza la situación y toma decisiones bien pensadas.

3.- No caigas en lo mismo que él/ella: Evita los enfrentamientos o discusiones, nada bueno saldrá de eso. 

4.- Escucha y pon atención a sus comentarios: Es importante que prestes atención a lo que dice, sobre todo a aquellas cosas específicas que pueden ayudarte a mejorar. Probablemente, como falla en la comunicación, tendrás que ponerle más ojo a sus mensajes, analizarlos y sacar lo positivo de ellos.

5.- Concéntrate en tu trabajo: Un ambiente tenso no es bueno para nadie, así que enfócate en cumplir tus metas y mantén todo en orden para que no te responsabilicen por si algo sale mal.

6.- Busca apoyo en tus compañero/as: Conversa con tus pares para entender si esto te afecta sólo a ti o es algo más generalizado. Juntos, tal vez, podrán encontrar soluciones o darse una manito cuando el jefe tóxico esté en modo on.

7.- Confía en tus habilidades: Ten confianza en tu trabajo y argumentos. De esta manera, cada vez que los pongan en duda, podrás defenderlos con seguridad y claridad.

8.- Conversa con tu jefe: Sabemos que su fuerte no es la comunicación, pero qué valioso es que tú des el paso hacia el entendimiento. Busca algún espacio para que puedan conversar, habla directamente y pregúntale si hay algún problema con tu desempeño o qué cosas podrías mejorar. 

9.- Motívate: Busca motivaciones en tus tareas: piensa que estarás aprendiendo, que pondrás a prueba tus habilidades, y que toda experiencia cuenta para tu futuro profesional.

Sabemos que lidiar con un jefe o jefa complicada no es nada fácil. Desde Genias te mandamos un abrazo grande si estás pasando por unas situación así ¡Esperamos que estos consejos te hayan servido!

Te puede interesar

Por: Genias

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl