Blog

5 CARACTERÍSTICAS DEL TRABAJO DEL FUTURO

Por: Genias

Dada la contingencia que vive Chile nos preguntamos hacia dónde tiene que dirigirse el trabajo del futuro.

Movilidad, diversidad y colaboración son parte de las 5 tendencias laborales que te mostramos hoy, y que a nuestro parecer, si se aplican de forma correcta y con conciencia, afectarán positivamente a las empresas, las personas y las relaciones laborales.

¿Tú? ¿Qué opinas?

1.- Colaboración

Es importante que los espacios de trabajo permitan y promuevan el intercambio de ideas, opiniones, conceptos y proyectos. Esto beneficiará la aparición de nuevas y creativas ideas.

Esto exigirá -a su vez- contar con espacios de trabajo adecuados para este fin, con lugares más abiertos y comunes que faciliten a comunicación entre las diferentes áreas.

Y ojo, que este tema resulta importante también a nivel económico. El trabajo del futuro también habla sobre las economías colaborativas, basadas en la ayuda mutua. Es decir, se basa en la compra y venta de productos según las necesidades específicas, por sobre los beneficios económicos.

¿Alguno de sus beneficios?

  • Ahorro de dinero: acceso a productos y servicios más económicos
  • Usos compartidos: si a una persona le sirve algo, a otra persona también le puede servir lo mismo. Por tanto es posible compartir ese bien.
  • Cuidado del medio ambiente: menos residuos gracias a la reutilización de productos.
  • Mayor oferta: los productos de segunda mano benefician a que haya una mayor oferta en el mercado.
  • Consumo moderado: Todo lo anterior genera una mayor conciencia de los productos que estamos consumiendo.

2.- Diversidad

El trabajo del futuro exige dejar atrás la idea de los perfiles concretos. Si bien existirán labores que requieren especificidad en sus funciones, hay otras que se resolverán mejor si bajamos la barreras entre departamentos y combinamos las diferentes áreas.

La diversidad permite reunir diversos talentos, trabajando juntos hacia un objetivo en común a través de diferentes habilidades. Algo que va muy de la mano con la colaboración. Ambas cosas, permitirán construir empresas más fuertes, creativas y con mayor desarrollo personal.

3.- Perfiles digitales

El uso de las nuevas tecnologías es algo innegable y que seguirá desarrollándose. Por lo mismo, las empresas se verán obligadas a dar un giro en sus procesos y apoyar la capacitación de sus trabajadores para que puedan utilizarla de la mejor manera.

Pero ojo, que no es lo mismo ser hábil con la tecnología, que ser competente. Es necesario profundizar en las habilidades que se requieren para utilizarla a nuestro favor y a favor de nuestro trabajo.

Esto, además, se relaciona profundamente con los temas anteriores: tener una actitud digital es tener una actitud colaborativa y estar abiertos a probar nuevas formas de trabajo.

4.- Autocuidado

Es decir, cuidado personal y la importancia de anteponer nuestro bienestar mental, emocional y físico, para luego responder a nuestros diferentes roles.

El autocuidado laboral, por un lado, busca reducir el nivel de exposición a riesgos de accidentes y enfermedades profesionales, pero también a potenciar cambios de actitudes personales.

La formas de potenciar el autocuidado en las empresas pueden ser de diferentes formas:

  • Trabajo enfocado en objetivos
  • Reducción de jornadas laborales
  • Ofrecer espacios para el manejo del estrés y gestión del tiempo
  • Promover el uso efectivo de la tecnología
  • Promover actividades recreativas con los equipos de trabajo

Si bien algunos ya están aplicando estas medidas, aún queda un cambio importante por hacer, con políticas más profundas que integren el autocuidado como parte fundamental de los programas de una empresa.

5.- Movilidad

Cuando hablamos de movilidad nos referimos a la posibilidad que nos da una empresa de trabajar desde diferentes lugares: nuestras casas, un café, un cowork, incluso desde otras ciudades o países.

¿Por qué es necesario y beneficioso?

En primer lugar, permite que los trabajadores que se encuentran en zonas con poca oferta de empleo, puedan obtenerlo. Por otro lado, aumenta la productividad, porque el trabajador sabe que al terminar sus labores tendrá tiempo libre para pasar con su familia, amigos o para realizar otras actividades. Además, estudios demuestran que trabajar de forma remota aumenta la satisfacción laboral, algo que va muy de la mano con el autocuidado.

Todo esto, finalmente, permite consolidar las relaciones entre el trabajador y la empresa.

¿Qué opinas de estos 5 puntos? ¿Crees que las empresas van hacia allá?

Te puede interesar

Por: Genias

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl