Destacado Vida Laboral

¿ESTOY LISTA PARA LLEVAR MI NEGOCIO AL MUNDO ONLINE?

por:

Convertir tu negocio en uno online, puede ser un gran paso. Puede dar miedo, pero dados los tiempos que corren sabemos que es necesario. Porque en Genias nos preocupamos por tu negocio, hoy nuestra experta en e-commerce y parte de la guía de profesionales, Nathi Jacobs, nos entrega todas sus recomendaciones para lograrlo.

Si ya el día a día nos consume, es más agotador pensar en los esfuerzos en los que hay que incurrir para avanzar hacia la digitalización de mis actividades. Sí, porque no estemos con cuentos, armar una tienda online no es como la muestran en los comerciales “¡10 minutos y ya está!”… Un e-commerce requiere estrategia y una completa operación detrás.

¿Se han puesto a pensar en lo que se necesita realmente?

En mis años como consultora, se me han acercado muchas veces para preguntarme cómo realizar este proceso bajo las 3 B – Bueno, Bonito y Barato. Y cuando se está empezando, éste es lejos el mejor concepto guía.

Vamos a lo primero: Para que una propuesta de tienda online para tu negocio sea Buena, debe estar enfocada en el cliente, resaltar la diferenciación que tiene tu producto o servicio, y cumplir con el objetivo: vender online.

Suena lógico, pero ¿qué necesito para vender online?

  • Exponer mis productos (o servicios) de forma clara al cliente remoto, recuerda que la persona usualmente no tendrá a quién preguntar mientras cotiza, y por tanto, mientras más completo sea el contenido, ¡mejor! (fotos, descripciones, etc)
  • Tener precios atractivos y promociones y cupones. El cliente online cotiza mucho más rápido que el offline, preocúpate de que tu propuesta sea irresistible, y así, no perder el momentum.
  • Qué las personas me encuentren. El tan conocido SEO, caerle bien a Google es un trabajo arduo, lento pero que genera grandes retribuciones, no lo dejes de lado ni para al final.
  • Tener un Carro de Compras. No es lo mismo un sitio de catálogo que el poder agregar productos al carro, formar un pedido y pagarlo para recibirlo lo más pronto posible. ¿En cuál comprarías tú?
  • Tener pagos online. La tecnología ya cubre muchísimas opciones, y el cliente está acostumbrado a su uso, esto no es un favor, es un deber.
  • Tener un proceso de entrega y despacho. No basta con facilitar la realización de pedidos online. Debes idear un proceso de gestión de inventario, empaque y envío que sea eficiente y asegure la calidad de tu propuesta desde un principio.
  • Poner en papel reglas de postventa. Siendo optimista, los problemas pasan y el atenderlos bien permite generar más y mejores lazos con tus clientes. Asegúrate de tener un claro y definido proceso de post-venta (cambios, devoluciones, atención al cliente), es tu gran ventaja en comparación a las grandes empresas.
  • Atención Online. Estar cerca de tus clientes es lo más importante, usa herramientas como emails, chat, whatsapp, redes sociales, para mantener a tus brand-lovers siempre enterados de tus últimos pasos. Esto es un gran canal de visitas a tu tienda online.

Ahora hablemos de cómo lo hago Bonito: Todos tenemos algo que nos caracteriza, es indispensable plasmarlo en la experiencia online. Recuerda: para tu cliente final es tu “marca” con la que interactúa, independiente del canal utilizado. Tómate tu tiempo para pensar en el diseño, usar un lenguaje y mensaje correctos, y lucirte con tus fotos y contenidos ¡Recuerda que hay varias GENIAS en la guía que pueden ayudarte en estos procesos!

Y finalmente, hacerlo Barato: Aquí quiero derribar mitos, no porque sea digital, es más barato. Es muy importante tener en cuenta que la tecnología está en constante cambio y, por tanto, es importante tomar una decisión escalable sobre lo que vas a hacer.

La mayor inversión está en la tecnología misma:

  • ¿Dónde hospedo mi página (hosting)?
  • ¿Cuántas visitas aguantaría?
  • ¿Qué medios de pago tendré?

Existen varias opciones de plataformas en el mercado. Idealmente en un proceso de aprendizaje, lo mejor es dejar lo técnico a los técnicos, mientras nosotras nos hacemos cargo de lo nuestro: el negocio. Existen varios servicios en la nube de tiendas, medios de pagos, analítica web, chat, promociones, emailing de un costo muy bajo, por uso (on demand) o incluso gratis. Dependerá de tu negocio, cuál es la mejor opción para el momento que vives.

No es necesario hacer un big bang de esto, la clave está en probar.

Hay dos reglas básicas, pero infalibles:

  1. Lo que hago una vez y resulta, lo sigo haciendo.
  2. Lo que hago y no entrega resultados esperados, lo cambio.

Mantén una lista de tus acciones, observa los resultados y sigue las reglas anteriores. Paga por uso (on Demand) y no por licencias por servicios. Piensen en el ejemplo del plan del Gimnasio:

  • Pagar por uso es pagar cada vez que vas al gym.
  • Pagar por licencia es pagar el año completo para tener acceso libre.

Si eres como yo, y como la mayoría de los mortales, aunque pagar el año completo es más barato a largo plazo, te aseguro que saldrá más caro porque no lo aprovecharás todo el año… A eso me refiero con pagar por uso: pagas lo que usas, no gastas en lo que no usas. No hay que olvidar que esto es un proceso.

Si aún después de haber leído todo te sigues preguntando cuándo comenzar: la respuesta es Ayer. Más vale partir de a poco que nunca comenzar. Tu tienda demorará meses o incluso 1 año en estar posicionada en Google, es normal.

Sea cual sea el canal que hoy en día te da frutos, recuerda que el online es un complementario, y puede volverse potencialmente tu canal principal algún día. ¡No lo dejes pasar!

 

 

 

 

 

 

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl