Destacado Vida Laboral

LA FRUSTRACIÓN; UNA ALIADA PARA PERSEVERAR

por:

La palabra frustración es una vieja conocida para casi todas. ¿Quién no se ha sentido frustrada en algún momento de su vida? Porque un plan no salió como esperábamos, porque no pudimos lograr algo que queríamos o porque las cosas no están resultando en un proyecto, emprendimiento o negocio. Es por eso que el post que escribió la Ingeniera Comercial y Coach Ontológico Valentina Castro está increíble para entender un poco más de este sentimiento y utilizarlo a nuestro favor para perseverar y salir adelante.

Instagram: @playandswitch_

Hoy les quiero hablar sobre la frustración, una emoción que se habita con mayor frecuencia en los emprendimientos, que estuvo muy presente en una etapa de mi vida y a veces me viene a visitar.

Me gustaría desmenuzar esta gran palabra y revelar algunas oportunidades de mejora o evolución a la que nos invita, ya que para mí fue el motor que me hizo entrar en un profundo proceso de transformación e ir por lo que creo y quiero.

Primero que nada, la frustración es una emoción mixta. Es una mezcla de rabia, tristeza y miedo. ¿Cuál te hace más sentido? Esa emoción que resalte por sobre las otras es la que hay que “entrar a picar” y empezar a derribar creencias o ver lo que nos está mostrando esa emoción o el mix completo, ya que la frustración nos da cuenta de algo que juzgo como posible y no me resulta.

Y si algo no resulta, lo primero que uno debe hacer es cambiar la acción. Este pequeño movimiento puede generar los resultados deseados, por ejemplo: si alguien no me contesta el mail puedo llamarlo por teléfono. Si hago muchas acciones distintas y aún así no logro los resultados esperados, quiere decir que la llegada de nuestra amiga frustración a nuestra casa no fue pasajera sino que vino a quedarse por un tiempo. Debemos orientar la mirada -que estaba puesta afuera-, hacia adentro y mirar nuestras formas de SER, para transformar lo que ahora ya no nos sirve y así seguir adelante.

Aquí unas alarmas que yo fui detectando cuando llegaba de sorpresa mi amiga frustración:

  • Víctima v/s protagonista: ¿cómo te vives los quiebres? Muchas veces los grandes aprendizajes no vienen en paquete de regalo y si nos quedamos en el ser víctimas perdemos todo nuestro poder, nuestra capacidad de acción para cambiar nuestra realidad. Si sólo vemos la amenaza, caemos en juicios personales, “por qué a mí”, mientras que si vemos la oportunidad, conectamos con el sentido profundo del quiebre, aceptamos la vida entera y podemos extraer el regalo e incluso agradecer ese quiebre en nuestra vida.
  • Propósito: ¿por qué hacemos lo que hacemos? ¿Nuestro propósito de vida está conectado con nuestro emprendimiento? Creo que emprender requiere de mucha energía y si este no está conectado con nuestro propósito, el sentido de la acción pierde valor. No se trata de cumplir solamente con la promesa de una acción, sino que vivir acorde a lo que nos apasiona y estar comprometidos con nuestro proyecto.
  • Confianza: ¿crees realmente en ti y en tu proyecto? Cuando esa confianza está instalada se trasmite en las conversaciones y se generan nuevas posibilidades para construir la vida que queremos vivir. ¿Estás dispuesta a correr riesgos aún no teniendo la seguridad del 100%? Confiar requiere arriesgar y la invitación es a confiar más en tu intuición y en todo lo que vales.
  • Comunicación: para comunicarnos de manera eficaz, primero que nada debemos ser capaces de escucharnos, de parar y ver nuestros ruidos internos, estados emocionales, ver cómo me enfrento a los juicios positivos y negativos y escuchar nuestro cuerpo. Sólo así estaremos mejor preparados para escuchar a los otros y al entorno y disminuir las brechas comunicacionales. ¿Cuáles son las reales necesidades? Debemos conectar con problemáticas reales y entregar soluciones con sentido.
  • Pedidos y ofertas: Esto tiene que ver con el lenguaje y la coordinación de acciones. ¿Estoy haciendo los pedidos que necesito o siendo oferta? ¿Cómo estoy haciendo los pedidos o cómo me estoy ofreciendo al mercado? Esto da para un post completo, pero por ahora sólo te invito a mirar en la última semana cómo has interactuado con estas dos palabras ya que tiene que ver con el dar y recibir.

Podría seguir enumerando muchas cosas más, pero, para terminar, sólo decirte que no te castigues por tus errores, sigue adelante siendo leal a tu estado interno y nunca dejes de perseverar si sientes que ese es el camino. No te opongas a la frustración, sino que siéntela y ve el regalo que te muestra para transformar y vivir en paz.

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl