Destacado Vida Laboral

10 TIPS PARA EMPRENDER Y SER MAMÁ AL MISMO TIEMPO. ¡TODAS PODEMOS LOGRARLO!

por:

Cómo volver a tener espacios de realización profesional y lidear con la culpa cuando somos mamás es la gran inquietud que se plantea en este post la diseñadora Josefina Farizo, que pertenece a nuestra Guía de Profesionales y es la co creadora del Estudio Pocatinta. Ella emprendió siendo mamá y acá nos revela su experiencia en primera persona y nos entrega un par de tips para lograr esta titánica tarea.

Instagram: @josefinafarizo @pocatintaestudio   

Son las 11:00 de la noche, mi guagua está durmiendo, comió, lo bañé, y mi marido … Netflix. Este es mi espacio, o es en el baño o es ahora tapada hasta arriba en mi cama y sola. Primero digamos que la perfección no existe, y antes de que sigas leyendo, debo mencionar que “la culpa” es tan parte de nosotros como respirar. Cuando somos mamás, el desafío más grande es cuando llega el día de soltar un poco. ¿Qué opinan ustedes? En cierta parte, tenemos que confiar y dejar en manos del universo, de Dios, o de Pedrito Engel, en quien tu creas, lo que no podemos controlar cuando no estamos con los ojos sobre nuestro niños, y que es difícil, SI.

Pero es ahí cuando nuestro propio ego nos ataca ¿cierto? Creemos que somos las únicas capacitadas para cuidar a nuestros niños. El ego y la culpa, qué mezcla tan mala para nuestra salud mental y que además nos frena tanto. Lo primero es trabajar eso antes de retomar nuestra vida profesional, también para disfrutar esos momentos que se vienen, porque nos merecemos tener el espacio y hacer cosas que nos llenen de energía y pasión paralelo a la crianza.

Vivimos en una sociedad en donde se promueve demasiado la forma correcta de hacer todo, desde amamantar hasta bañar a tu hijo. Así nadie puede, TODAS tenemos formas diferentes; escuchemos lo que nos conviene y hagamos caso a nuestra intuición. Tenemos formas y tiempos diferentes, tratemos de aprender a tomarlo con calma, nuestra intuición nos dirá cuándo es el momento de “volver a nosotras”.

La culpa es transversal a una mamá emprendedora o empleada, sentimos culpa por tener un día libre, sentimos culpa por no estar con nuestros hijos como quisiéramos, esa tonta presión que nos auto imponemos. Mujeres, es un proceso, vivámoslo y volvamos a disfrutar espacios con nosotras mismas, a hacer lo que nos gusta. Aprendiendo a manejar los niveles de ansiedad, conectándonos con el momento, mirando a nuestro hij@ y pensar ¿dónde estoy ahora? Bah! Aquí: él me necesita enterita, en el presente. Aunque es una etapa de mucho conflicto (porque cambiamos mucho), nos sorprendemos de lo que somos capaces, así como también descubrimos cosas que nos gustan y otras no tanto, sin duda la maternidad nos potencia positivamente.

Es todo muy intenso, nos cuesta un poco más, porque la vida de nuestros niños depende 100% de nosotros y cuesta desapegarse al mismo tiempo que queremos hacer otras cosas. Es importante contar con el apoyo de nuestras parejas y familia, pero es clave también que nos relacionemos con profesionales que nos aporten, aprovechar nuestras redes de contacto, y principalmente apoyarnos entre nosotras. Sororidad y hermandad; aceptamos, nos reímos, nos apoyamos. Me siento orgullosa de ver amigas y conocidas concretando y cumpliendo sus sueños, no hay edad, no hay tiempo para empezar.

Las mujeres somos increíbles, incluso con los ojos en Instagram, la guagua colgando de la cama, se está quemando la casa…aún así, podemos concentrarnos y avanzar pasito a pasito, día a día si nos lo proponemos. Ese momento en que todo se detiene en tu cabeza y piensas, ¿y yo cuándo? Antes que todo en el mundo, estamos nosotras, tenemos que estar bien para poder contener, para ser un aporte a nuestros hijos, y ahí es clave hacer cosas que nos apasionen para que vibremos haciéndolo, y de verdad podamos hacer TODO lo que nos proponemos.

¿Se puede emprender siendo mamá? La respuesta es sí! ¿Cómo? Les puedo dar mis tips básicos para empezar, pero es un trabajo que incluso yo sigo haciendo. Tuve que dejar muchas cosas para poder intentarlo, como los miedos, y aprender a trabajar mi propio ego para soltar. Todas tenemos material para un listado e ir mejorando cada cosa.

Aquí te dejo algunos tips para empezar:

  1. Haz una lista de tus talentos (acotada) re-conócete!
  2. Una lista de tres cosas que te apasionen en la vida
  3. Desarrolla un plan de acción para empezar a trabajar en esa idea o proyecto (asesórate, pide ayuda)
  4. Organiza tu semana, si bien los niños también deben adaptarse a nuestra vida de antes, nosotros también a ellos. Aprovecha sus siestas del día y la noche.
  5. Es clave sentirse apoyada, no estás sola, siempre hay alguien.
  6. Conversa con tu pareja (si no tienes, con tus más cercanos) acerca de tus frustraciones, desafíos y planes.
  7. El tiempo que tienes es muy preciado, practica el decir que no si no te motiva hacer algo o ir a un lugar, etc.
  8. Debes saber que sólo tú sabes qué es ser una buena mamá para tus hijos.
  9. Debes saber que está comprobado que tener una vida profesional activa promueve el bienestar mental, es tu espacio de realización personal complementario a la realización como mamá.
  10. Hoy eres la de HOY, modelo a seguir de tus hijos, ¿Cómo quieres que te recuerden cuando ya no estés?

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl