Destacado Vida Laboral

5 MANERAS DE SENTIRTE BIEN DESPUÉS DE UN MAL DÍA

por:

Tuviste un mal día, terrible, lo peor de lo peor… y lo único que quieres es sentirte bien de alguna manera. Créeme que te entendemos. Seamos sinceras; todas tenemos nuestros días negros, en los que todo nos sale mal, queremos llorar, y hasta romper el computador. Pero la solución no es meterse en un hoyo negro ni llorar sin parar, tenemos que encontrar la forma de salir de ahí lo antes posible.

Queremos recomendarles cinco tips o maneras de sentirse bien después de un mal día. Tal vez no todas les sirvan, pero seguramente alguna de estas acciones les servirán para relajarse y dejar lo negro atrás.

1) Escribe lo que sientes

Muchos estudios demuestran que aquellos que escriben sus sentimientos se sienten menos ansiosos o enojados acerca de una situación en particular. Hoy en día, que vivimos tan rodeados de pantallas touch, videos y audios, se nos hace muy difícil o casi imposible sentarnos a escribir en un papel. Pero nosotros queremos recomendarles volver a esa tradición; si sientes que vas a explotar por una situación con tu jefe, o estás colapsada por eventos, tareas y obligaciones o todo te ha salido mal… siéntate y empieza a escribir lo que sientes. Al plasmarlo en papel, todo cambia de perspectiva y además -de alguna forma mágica-, es como si lo malo pasara al papel y se quedara ahí… liberándonos de esa nube negra.

2) Haz ejercicio y toma mucha agua

Este consejo lo hemos dado millones de veces; para el estrés, para la motivación, para rendir más, etc… Son muchísimos los motivos que existen para hacer deporte. En este caso, podría pasar que un mal día se debe a que estamos con poca energía para enfrentar situaciones o estamos pensando demasiado a la rápida. Salir a trotar una media hora, saltar la cuerda, bailar aunque sea 20 minutos o mejor aún; boxear como si le estuvieras pegando a tu peor enemigo; moverá tu energía, te bajará más al cuerpo y generará algunas endorfinas para sentirte mejor.

Además, no podemos dejar pasar el tema del agua. Entrenar sin agua es casi como un pecado. Un estudio de la Universidad de Connecticut reveló que un poco de deshidratación podría alterar el estado de ánimo de una persona… ¡¡Así que toma mucha agua!!

3) Meditación y tina caliente

Uno de los placeres más grandes del mundo; la meditación. Y tan mirado en menos por la gente que vive apurada y estresada. Meditar no sólo puede salvarte en un día de estos, sino que puede traerte muchísimos beneficios. Basta con unos cinco o veinte minutos, en los que debes conectarte con tu respiración y aclarar tu mente… Así, te sentirás más capaz y podrás observar mejor qué es lo que te sucede.

Y mucho mejor si después de ese “omm”, nos damos una rica tina caliente para renovarse 100%. Sumergirse en agua tibia es muy relajante. Con burbujas, sal de mar, música ambiente o incluso con un libro. No hay nada mejor para sacar las malas vibras.

4) Haz algo nuevo

Podrías pensar que un mal día es el peor para hacer algo nuevo, ¡pero no! Salir de tu zona de confort podría ser la mejor idea; porque se mueve algo dentro de ti que te coloca en un nuevo lugar, te podrías sorprender de ti misma haciendo cosas nunca antes pensadas, te podrías reír de situaciones inesperadas e incluso, descubrir una nueva pasión. Algunas ideas podrían ser; cocinar, maestrear, bordar, leer, escribir si nunca lo has hecho y tantas otras….

5) Regálate algo

Este punto no merece mucha más explicación. A veces las mujeres necesitamos auto regalonearnos y es absolutamente y totalmente válido. Ándate de shopping, cómprate algo, hazte las uñas, lo que quieras si de verdad te vas a sentir mejor después de esa acción/compra/servicio.

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl