Destacado Entrevistas

FRANCISCA CORRAL: AL RESCATE DE PERROS Y GATOS ABANDONADOS. SU LUCHA JUNTO A FUNDACIÓN JULIETA.

por:

Su vida cambió cuando encontró a una perrita abandonada en una caletera de tierra. Se la llevó, la bautizó como Julieta y fue su inspiración para crear “Fundación Julieta”, una agrupación formado por mujeres y hombres profesionales que dedican su tiempo libre a ayudar a la mayor cantidad de perros y gatos posibles y terminar así con el abandono animal. Su nombre es Francisca Corral, una mujer que dejó la comodidad de su trabajo como abogada para priorizar sus sueños; educar sobre la tenencia responsable.

Nombre: Francisca Corral

Estudios: Derecho

Trabajo Actual: Abogado independiente y Directora Fundación Julieta

Página Web: fundacionjulieta.cl

Instagram: @fundacionjulieta

1. Cuéntanos un poco de tu carrera profesional y cómo llegaste a tu actual trabajo.

Estudié Derecho y estuve varios años en Estudios de abogados. Pero me di cuenta de que trabajando ahí de 9:00 a 19:30 de la tarde no me dejaba hacer otras cosas y menos dedicarle tiempo a la Fundación una vez que la creé el año 2012. La idea de la Fundación surgió varios años después de que yo rescaté a la Julieta, mi primera perrita… y por eso tiene su nombre. Desde entonces me dediqué a ser una especie de rescatista de perros y gatos por mi cuenta; los llevaba a mi casa, los sanaba, los daba en adopción y en un momento quise hacer esto de manera profesional. Decidí transformarlo en Fundación y no se podía llamar de otra forma que mi perrita, que fue mi máxima inspiración y la que me abrió los ojos de la problemática de las mascotas abandonadas.

Obviamente yo quería dedicarle parte de mi tiempo a la Fundación, porque era la única manera de que creciera, así que tome la decisión de independizarme, trabajar medio tiempo como abogada y medio tiempo en esto y así también podría dedicarle tiempo a mis otros proyectos, como ser columnista en el diario Hoy x Hoy -donde escribo sobre animales-, hacer charlas sobre tenencia responsable y ese tipo de cosas. En el fondo, tener espacio para poder compatibilizar las dos pegas.

2. ¿Cómo fue exactamente la historia con Julieta?

Antes de la Julieta tuve perros de más chica, pero el típico perro mascota de la familia; nunca había tomado la responsabilidad de alguien hasta ella. La encontré de vuelta de la universidad camino a mi casa. Yo vivía en Chicureo y en el camino principal había una caletera de tierra, y cuando pasé por ahí me di cuenta de que había un perrito botado. Obvio mi primera impresión fue no saber qué hacer, pero paré el auto a ver si podía hacer algo y ella estaba ahí tirada atropellada. Me pregunté cuánta gente había pasado por ahí y la había ignorado y se me partió el alma. No podía creer que yo estuve a punto de hacer lo mismo. Seguramente era lo más fácil, hacerse el loco con el sufrimiento del de al lado… pero yo no lo iba hacer.

La tomé en brazos, la subí a mi auto y la llevé al veterinario con la intención de sanarla y luego encontrarle una familia. La tomé en brazo, la miré y le dije; “te vas a llamar Julieta”. No sé ni siquiera de dónde saqué el nombre, solo se me vino a la cabeza. Y de ahí gracias a ella me di cuenta de todas las Julietas que ignoramos todos los días y decidimos no ayudar. Y por eso cuando decidí hacer la Fundación no podía no llevar su nombre, porque en realidad todo es gracias a ella.

3. ¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces?

Me encanta todo lo que hago, siento que ayudar a los animales es una de las cosas que tiene mayor efecto expansivo en cuanto a la ayuda que uno presta, porque al ayudarlos, ayudas a la gente que tiene a esos animales, a los que viven cerca de ellos, te acerca a otras realidades, te abre la mente, te lleva a lugares que nunca hubieses ido. Tienen un efecto que uno no se lo imagina hasta que lo hace. Mucha gente me dice; “ahh, no tengo mucha onda con los animales”, y yo respondo; “¿pero con las personas tienes onda?” Porque cuando ayudas a la mascota sin dientes, que no tiene con qué comer, le pones la vacuna y le mantienes a alguien a su único compañero sano, te lo agradece con todo el corazón. O cuando esterilizas a un grupo de perros que viven en una plaza, que asustan a los niños y que están con tiña y sarna… los sanas y ahora esos niños están sanos.

El efecto es totalmente expansivo y además en términos emocionales, cuando sientes empatía y compasión hacia los animales, simultáneamente te hace ser más empático con las personas y eso hace que seamos un mundo mucho mejor. Me encanta porque siento que se produce un cambio real en el mundo.

4. ¿Cuáles han sido tus mayores obstáculos a la hora de trabajar como independiente? ¿Te costó abrirte paso siendo mujer? 

Es difícil porque yo crecí con la enseñanza de mi mamá de ser profesional y esto de no ejercer a tiempo completo mi profesión, fue algo que me hizo ruido a mí misma. Siempre estaba justificándome; trabajo medio tiempo, pero hago esto otro… Cuesta ser independiente porque es una idea que no está tan arraigada en esta sociedad más conservadora, pro empleo seguro; que yo también lo fui, me encantaba recibir mi cheque el último día hábil del mes y mis cotizaciones provisionales en orden, era una tranquilidad.

No cuestiono a la gente que sigue pensando así, pero a la vez muchos te cuestionan; cómo vas a dejar esa posibilidad de crecer en lo que estudiaste, en ser mejor profesional, y no se dan cuenta de que uno puede ser un súper profesional haciéndolo desde otro ámbito… y la plata no lo es todo. Seguramente ganaría mucho más en una oficina, pero gano menos desde mi casa y puedo ayudar… que me hace mucho más feliz.

5. ¿Qué significa para ti trabajar con un sentido social? ¿Cómo se hace con el financiamiento?

Vendemos productos para poder financiar la fundación, por eso algunos creen que somos empresa. La gente no entiende lo difícil que es conseguir fondos para una causa que muchas veces es lejana a la población en general y tienes que encontrar sí o sí alternativas a la donación o la caridad para financiar esto. En ese sentido, tratar de que sea una empresa social es super difícil, porque hay mucho cuestionamiento a que la gente debería trabajar gratis, a que no deberías cobrar ningún servicio, etc.

Nuestra fundación es de las pocas que funciona tan bien con puro voluntariado, pero es algo que no me parece que debiese ser. Es algo para lo que estamos trabajando; crecer, generar más fondos para poder contratar, tener funcionarios de planta, atender todas las necesidades de las personas y de los animales.

6. ¿Cómo es tu lugar de trabajo y qué es lo que más te gusta de él?

Lo que más me gusta es que no tengo lugar de trabajo jaja. En el caso de la Fundación, parto todas las mañanas contestando los correos, revisando el diario para ver qué puedo escribir en mi columna de mascotas, después parto a una veterinaria para llevar una camada que rescatamos, voy a Recoleta a sacar fotos a un grupo de animales que están en una casa y así. Me encanta la movilidad que me da este trabajo y lo cerca que me mantiene del mundo real.

7. ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere emprender?

Es complicado dar un consejo porque creo que es muy difícil emprender si no tienes el apoyo de tu gente, familia, pareja. Yo tuve la suerte de tener siempre apoyo de mi mamá, que estuvo al lado mio cuando empecé a rescatar perros y me bancaba todo; llevar perros a la casa, pasarme plata extra para el veterinario, para sanarlos… siendo que ella no tiene ni una onda con los animales. Y después mi marido, aceptar el hecho de que yo no era tan feliz en una oficina con la estructura y libertad que eso nos permitía con respecto a los gastos. Por eso es difícil, no puedo imaginarme hacer lo que hice y lo que hago sin ese apoyo que ha sido incondicional y es fundamental. Solamente podría decir que busquen apoyo en la gente que los quiere, que les crean, que crean ustedes mismos en su proyecto. Si ustedes no creen, nadie va a creer.

Hoy es impresionante que hay muchas personas trabajando para que esto funcione, yo a veces ni me entero de ciertas cosas. Entonces créanlo, escríbanlo, visualícenlo, suéñenlo y háganlo con amor. Creo que la clave de todo es hacer las cosas con amor.

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl