Datos y Agenda Destacado

Deporte: Entrenar a la hora de almuerzo

por:

Siempre hay excusas para no entrenar. Sabemos que es difícil entre trabajo, amigas, reuniones, hijos, marido. Por eso, le pedimos a Josefina Strahovky de Lady Run Chile que nos diera algunos consejos para entrenar a la hora de almuerzo y creo que desde hoy mismo todas seguiremos sus consejos!!

Especialista en: Deporte

Nombre: Josefina Strahovsky

Instagram: @ladyrunchile 

En un post anterior les contaba que mi hora favorita para entrenar es muy temprano por la mañana, antes que mi casa y la ciudad se levanten. Pero, también hay días en los que no puedo levantarme temprano y agendo el entrenamiento para la hora de almuerzo.

Y como soy ‘freelance’ ( aunque no libre, jajaja) tengo una ventana más flexible de tiempo de almuerzo, así que puedo darme el lujo de dejarme una hora a la mitad del día para hacer deporte. Pero estos consejos son válidos para cualquiera porque siempre hay un gimnasio cerca o nos podemos poner las zapatillas y salir a correr. Único requisito: tener una ducha disponible para después.

En invierno, las horas de almuerzo las uso para entrenamiento bajo techo (yo hago KO que mezcla entrenamiento funcional con box) y en verano, para correr. Esto me ha resultado (después de mucho ensayo y error) para aprovechar la hora de almuerzo entrenando.

Entrena cerca. Opta siempre por movilizarte lo menos posible. Aunque no sea tu preferido elige el gimnasio más cerca de tu pega; aunque nunca hayas corrido, dale una oportunidad al running si tienes un parque cerca. Que llegar tarde o tener un mail que mandar a última hora no sea un impedimento para dejar de entrenar.

Olvida el reloj (y el teléfono). Lo digo porque me ha pasado; mirar en medio del entrenamiento si ha llegado un mail y peor aún, contestar algo si creemos es importante. La idea de ‘darse’ la hora de almuerzo para entrenar también es una forma de desconexión que se agradece en la mitad del día. ¡Aprovéchala!

Lleva tu almuerzo portátil. Puede ser una ensalada rápida o un chía pudding bien contundente. La idea es que si usamos la hora de almuerzo para entrenar eso no signifique saltarnos una comida porque después eso nos pasará la cuenta. A me funciona un sándwich cargado a la proteína y un batido de frutas.

Prepara tu bolso. Lo mismo que cuando entrenamos AM, el ‘buen armado’ del bolso es clave…sobre todo si tienes que volver a la oficina. El mejor consejo es partir desde arriba para abajo pelo, cara, cuerpo y pies. Así no se queda nada desde el shampoo hasta los calcetines.

Busca amigas. En el trabajo siempre encontrarás una compañera motivada que se quiera escapar contigo y quemar una cuantas calorías. Identifica a la más matea y convéncela de lo positivo del horario. Ella será tu partner y la mejor motivación para aprovechar de entrenar a medio día.

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl