Destacado Vida Laboral

La culpa de tener un día libre

por:

Hemos hablado mucho sobre cómo ser más productivas, cómo aprovechar mejor el tiempo y sobre cómo tener harta pega en general. Pero, ¿qué pasa cuando tenemos un día libre en la mitad de la semana? ¿por qué repentinamente nos baja una culpa tremenda y nos atormentamos con pensamientos ridículos de que no estamos siendo lo suficientemente trabajadoras? Hoy día la Vale Corral de Estudio Cielo nos cuenta su experiencia y como vive estos días.

Para saber más de su trabajo, puedes ver su perfil en la Guía de Profesionales.

Nombre: Valentina Corral
Instagram:@valentinacorralsilva @estudiocielo.cl
Web: http://estudiocielo.cl/

Algo pasa en nosotras, en nuestro fuero interno que estamos constantemente presionándonos para estar siempre ocupadas. Es como si el esfuerzo diario no fuese suficiente.

En algún momento me empecé a dar cuenta de que esto era un patrón en mi. Podíamos haber tenido 4 o 5 días súper intensos en el Estudio, pero cuando el proyecto terminaba y me encontraba con una pausa en la mitad de la semana, buscaba excusas para volver rápidamente al computador.

Simplemente no me sentía cómoda no teniendo nada que hacer. Ni hablar de agarrar un libro o aprovechar de hacer cosas para mi a menos que fuese estrictamente necesario.

Cuando me hice consciente de esta conducta auto destructiva, me di cuenta que no estaba equilibrando. ¿Cómo era posible que no estuviese siendo consecuente con lo que yo misma me planteé desde el principio? ¿de sentirme libre haciendo lo que me gusta y de tener control sobre mis tiempos?

Me empecé a hacer todas estas preguntas y me di cuenta que era pura inseguridad. En el fondo nadie quiere que lo vean como a una persona “desocupada”, y mucho menos cuando estás emprendiendo.

También hay que entender que las personas que emprendemos tenemos otros tiempos y tampoco compartimos el mismo horario de alguien que trabaja en una oficina. Muchas veces trabajamos los fines de semana o hasta muy tarde; así que si tenemos una pausa entre medio o incluso un día libre, está todo bien y hay que aprender a disfrutarlo sin culpa.

Así que amigas, las invito a despojarse de este sentimiento absurdo de culpa y de súper mujeres 24/7. Es verdad que al principio cuesta desconectarse y dejar de lado las inseguridades, pero una vez que somos conscientes de esto, les prometo que todo empieza a fluir mejor y al fin empezamos a disfrutar! porque si no, ¿cuál es el sentido de hacer todo esto?

Fin 🙂

Somos una comunidad de mujeres creativas que aman lo que hacen. Queremos ayudarte, darte herramientas, datos, y todo lo necesario para que seas feliz y lo pases bien en tu trabajo. En Instagram: @genias.cl