Destacado Entrevistas

Francisca Casas y Trinidad Perez: La dupla femenina que innova en la industria digital

por:

Si juntáramos lo que ha hecho cada una, sería una lista de: trabajo en agencia, trabajo en una marca, conocimiento del tarot, gusto por el arte y la fotografía, horas de ver charlas TED, viajes largos, y un cuaderno de 65 ideas de emprendimiento. Son diferentes y han hecho distintas cosas, pero la vida las unió en una agencia digital y se dieron cuenta que a las dos las une el amor por el marketing digital, las ganas de hacer algo bien hecho, y el orgullo de ser mujer y usar el color rosado.

Nombre: Francisca Casas y Trinidad Perez

Estudios: Arte PUC e Ingeniera Comercial PUC

Trabajo Actual: Fundadoras Black Book.

Página Web: www.blackbook.cl

Instagram: @blackbookbranding

 

1. Cuéntenos de sus carreras profesionales y como llegaron a crear Black Book.

Trini: Estudié Comercial, y en la universidad siempre el foco fue más corporativo, de trabajar en una empresa y hacer una carrera más tradicional, y yo sentía que no hacía sentido con lo que quería hacer. Me fui de intercambio a Barcelona, al ESADE donde se estudiaban finanzas, pero tuve una profesora de marketing con la que enganchamos y siempre hablábamos de marketing digital; esto fue hace mucho tiempo, cuando recién salió Facebook y no era tema esta manera de hacer marketing. Cuando llegué a Chile me vine con esa idea en la cabeza, y busque una práctica en expertos en marketing digital y ahí llegué a Bond. Al principio, por mi perfil, no entendían porque quería estar ahí, y para mi fue un desafío porque fue aprender todo de nuevo.

Hice la práctica y después me contrataron para el área de estrategia, pero también pasé por todas las áreas de una agencia, desde ejecutiva de cuenta, directora del equipo de community managment, directora del equipo de análisis, hasta directora creativa.

Me encantaba el trabajo, pero llegó un tiempo en que los horarios y el ritmo de trabajo me pasaron la cuenta, y mi cuerpo lo empezó a notar. Además, tenía un cargo muy pesado para la poca experiencia que tenía, y me lo tomaba muy a pecho. Renuncié y me fui a Australia por un año y medio, fue ideal y me sirvió para encontrar el equilibrio y entender lo que quería. Me dediqué todo el tiempo a buscar ideas para hacer un emprendimiento. Cuando volví, decidí hacer algo en marketing que era mi tema, y ahí me junté con la Fran que la había conocido trabajando en Bond.

Fran: Estudié Arte y creo que de pura inseguridad nunca me dediqué al arte. Me titulé muy bien y reconocida de la universidad, pero no estaba segura de ser artista. Además, por unos temas personales me tuve que poner a trabajar. Se dio la oportunidad de participar en un concurso de fotografía y modelaje para una marca (Triumph), el que gané junto a Gabriel Ebensperger. Un tiempo después esa misma marca me llama para conducir el primer programa online en Chile, y ahí fue la primera vez que vi a una marca haciendo una acción innovadora y digital, y me dieron muchas ganas de trabajar en marketing.

Justo en ese tiempo, en Bond estaban buscando a un Community Manager y quedé aceptada. Estuve dos años ahí, después me fui de viaje, y cuando volví logré mi sueño que era entrar a una marca y trabajé en Marketing de Maui & Sons. Al principio, no entendía por qué era todo tan retrogrado, sin análisis y tan alejado de lo digital. Ellos tenían una forma de trabajar muy diferente a lo que yo quería y mi meta era cambiar eso. Me dieron la oportunidad de hacerlo y pude hacer varias transformaciones. Pero llegó un minuto en que me dieron ganas de independizarme, sentía que había tocado techo y, como no era Ingeniera Comercial, no iba a poder seguir creciendo.

En eso llega la Trini y nace nuestro emprendimiento, las dos teníamos la misma idea, yo además tenía los contactos y la Trini el estudio de mercado. Nos juntamos, desarrollamos la idea y creamos nuestra agencia Black Book.

2. Cuál es el valor agregado de la propuesta de Black Book.

Nos dimos cuenta de que se necesitaba contenido y marcas de calidad, dejar de hacer marketing banal; las marcas tienen presupuesto y tienen voz, y creemos que tienen que comunicar con un sentido, poniendo temas sobre la mesa. Black Book nace ahí, para satisfacer esa necesidad, siendo el lugar donde se junta la gente correcta. Nuestra apuesta es juntar a un pool de gente creativa y trabajar en conjunto, potenciamos la co-creación con profesionales freelance, lo que además nos permite tener una estructura liviana de costos.

Con esta flexibilidad nos diferenciamos, ya que podemos tener al mejor equipo para cada cliente, dependiendo de sus necesidades. Cada marca que entra es perfilada, por lo que nos permite llegar al equipo creativo, a los influencers marketing y a los portavoces correctos, en el canal preciso. Todo es personalizado porque pensamos alrededor de la idea de negocio de cada marca, como el equipo cambia siempre estamos innovando y no siempre tenemos la misma línea editorial. Pensamos en ti y desde ti hacemos una idea, una idea única, y la llevamos a cabo.

Además, para nosotras es muy importante la parte numérica, lo digital no es solo creatividad, nos gusta medir todo y entender los resultados de las campañas.

Campañas que han hecho en BlackBook

Campañas que han hecho en BlackBook

3. ¿Cómo se organizan las tareas? ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con una socia?

En el día a día trabajamos las dos, pero además hay una tercera socia que es inversionista. La Trini es la que estudia, investiga y lee, y la Fran es la que crea y hace que las cosas pasen. Somos super diferentes y nos encanta, tenemos distintas habilidades, pero somos un buen complemento porque tenemos una forma de mirar la vida similar, tenemos super claro que la vida no es solo pega y en eso las dos somos super empáticas.

Nuestra relación es como de hermanas, a veces nos tiramos de las mechas, a veces lloramos, y muchas veces nos reímos. Cuando tenemos un conflicto tenemos el “snack del amor” jajaja, siempre una llega con algo para comer y así nos reconciliamos.

4. ¿Dónde trabajan? ¿Qué es lo que más les gusta de su espacio de trabajo?
Arrendamos una oficina en Nueva de Lyon con Providencia, un espacio amplio con mucha luz, piso parque, lámparas de papel y molduras que enmarca el muro como un cuadro. Nuestra oficina mira al Paseo Las Palmas, que es nuestra máxima entretención del día, porque vemos al hombre araña en la esquina, el señor que canta opera, y todo lo que pasa ahí durante el día. Pero lo que más nos gusta es nuestro muro rosado, estamos super orgullosas de ser mujeres y de ser niñas. Además, que el rosado protege y atrae al amor.

5. El mundo publicitario ha sido mayormente liderado por hombres, ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en esa industria?

Cuando llegamos las dos, nos miran como con cara de ternura, como de “y que nos van a decir estas chiquillas”, después de eso les decimos números, estudios, análisis y ahí ya hay un cambio de actitud.

Puntualmente no hemos tenido problemas, pero si tenemos que demostrar que hacemos bien las cosas, tenemos que tener una aprobación inicial para ser creíbles, que probablemente si llegaran dos hombres no sería tan necesario.

Es una industria dura con mucha competencia, los grandes creativos en Chile han sido hombres, por lo mismo la posición de nosotras como empresa es de mujer empoderada y de hacer las cosas bien.

 

6. ¿Qué ha sido lo mejor de haber creado su propia marca?
Hacer lo que nos apasiona y hacerlo de la forma que nos gusta. Hacer la pega para uno y no para un otro, alucinar y estar orgullosas de lo que hacemos es nuestro. Y poder manejar el tiempo personal es impagable, creemos que el horario es autoimpuesto y a veces nos quedamos hasta las 3 am trabajando, pero si después tenemos doctor a las 11 de la mañana no hay problema.

7. ¿Cuál es el mejor consejo de negocio que te han dado?
Hacer algo en la industria en la cual una es buena. Uno puede tener muchas ideas, pero uno también sabe que es lo que hace mejor, en que se destaca y en cual idea lo vas a pasar mejor. Y de ahí creer en uno mismo y creerse el cuento.

También que uno tiene que tener tiempo de ocio para que haya negocio, el equilibrio y volver al centro es clave, tener tiempo para sentarse a pensar y analizar que quiero hacer.

Me encantan las manualidades, los proyectos DIY, las celebraciones y las mesas lindas. Colecciono papeles, stickers, hilos, telas y todo lo que tenga colores y patrones. Soy viñamarina, ingeniero comercial y periodista, fundadora de Genias y mamá de Elisa y Emilio. En Instagram: @jimezapata