Destacado Entrevistas

Loreto pineda: La mujer que juntó los conceptos de habitar, diseño y barrio

por:

Aunque muchos creen que se llama Juana, su nombre es Loreto. Es socia fundadora de la Casa de Juana y es una mujer trabajadora, pionera y con muy buen gusto, tiene visión y disfruta ser emprendedora (de hecho, le hubiera gustado partir antes). Junto a su socio Felipe, crearon un innovador concepto de corretaje. Acá nos cuenta más detalles de su negocio, como fueron creciendo, y que hoy día Juana son muchos, son todos los que conforman el equipo.

Nombre: María Loreto Pineda Newman

Estudios: Ing. Comercial U. Concepción y Diplomado en Administración e Instrumentos Financieros U. Adolfo Ibañez.

Trabajo Actual: Socia Fundadora la Casa de Juana.

Página Web: www.lacasadejuana.cl

Instagram: @lacasadejuana

1. Cuéntanos de tu carrera profesional y como llegas a crear La Casa de Juana.

Cuando salí de la universidad tenía ciertas ideas claras y siempre supe que me gustaba el tema de impuestos, partí trabajando como fiscalizador en Impuestos Internos, ¡nada que ver a lo que hago ahora!. Trabajé 5 años y me di cuenta de que no quería estar ahí, a pesar de que me gustaba el tema, quería darle una vuelta a mi vida. Me fui a Inglaterra a estudiar inglés por un año y eso cambió mi vida. Recorrí, conocí mucha gente y fue una experiencia increíble, me abrió a un mundo de cosas nuevas. Cuando volví renuncié a Impuestos Internos, y empecé a buscar trabajo. Justo una empresa extranjera buscaba a una persona que supiera contabilidad, finanzas e impuestos, y que además hablara inglés. Quedé en el puesto y ahí trabajé 7 meses, hasta que el Banco Chile compró esta filial, y aproveché esa compra para cambiarme al área de inversiones. Ahí estuve un montón de tiempo hasta que con mi marido decidimos tener hijos.

Cuando volví del post natal pedí trabajar hasta las 15.00 horas, lo que fue factible solo hasta que Agus tuvo 1 año, ya que después me quitaron el beneficio y renuncié (generó mucho ruido en la empresa y a veces las mujeres no nos apoyamos tanto en eso). Estuve dedicada a mi hijo y fue fantástico, lo disfruté mucho. Además, en este período decidimos comprarnos casa, y es ahí donde parte todo.

Me picó el bichito que algo pasaba en la industria, y que algo se podía hacer. Las cosas se fueron dando, por un lado -durante estos meses que estuve con mi hijo- tuve el tiempo de meterme más en el tema de la decoración, tema que siempre me había llamado la atención, pero no había tenido la instancia para hacerlo. Y, por otro lado, me reencontré con mi socio Felipe Díaz (nos conocemos hace años porque nuestras familias son amigas), quien es Arquitecto de la PUC y se especializó en fotografía de arquitectura.

Y así nació La Casa de Juana, una corredora de propiedades distinta, estilo boutique, de atención personalizada, y donde nos preocupamos de decorar los espacios, de hacer fotos buenas, y de ponerle dedicación y cariño en todos los detalles. Nuestras propiedades están siempre conectadas a barrios, porque apelamos a los conceptos de habitar y disfrutar.

2. Siempre he encontrado muy creativo y original el nombre, ¿Cómo se les ocurrió?

Nos sentamos muchas veces a conversar de cuál era el nombre, queríamos algo cercano y que la gente se sintiera identificada con la marca. Le pusimos La Casa de Juana, porque sentimos que Juana era un nombre cálido, querible, y La Casa porque somos una corredora de propiedades. Nuestros pilares son, además de diseño y arquitectura, los de barrio, de habitar, de disfrutar tu ambiente, tu casa. Y el nombre La Casa de Juana, es también eso, te invito a mi casa, a disfrutar, a compartir.

Loreto y Felipe, los socios de La Casa de Juana

3. Ahora tienen oficina y personas trabajando con ustedes, cuéntanos como fue el crecimiento y la decisión de hacerlo.

La primera etapa del emprendimiento es difícil, al principio no existen horarios, y estás todo el día pendiente. Hay que darle y esforzarse. Pero llega un minuto en que ves que no se puede seguir con este ritmo, que todo tiene un límite. Y es una apuesta decidir crecer y dar un salto, si crees en la marca, en tu socio, en la idea que hay detrás, te atreves a contratar a una persona, y después a otra. A medida que vas creciendo la misma empresa te exige otras cosas, y hoy día tenemos un equipo de 10 personas entre ejecutivos, abogados, editora, diseñadora. Es super agradable sentir que generas trabajo, es harta responsabilidad, pero super satisfactorio sentir que estás generando empleo.
Además, hay que ser responsable y ser capaces responder al crecimiento y a la confianza de los clientes. Tenemos que tener una estructura que genera confianza, porque te entregan su casa y porque además son 3 meses de relación con el cliente, por lo que hay que tener el equipo para hacerlo bien.

4. Cuéntanos de tu espacio de trabajo y que es lo que más te gusta.

Nosotros estamos en una oficina que arrendamos, una casa muy rica, remodelada, muy estilo de nosotros. Aunque no lo crean nos costó encontrar mucho jaja. Hay varias cosas que nos gustan, la luz con una orientación muy agradable y un espacio para trabajar todos juntos. Tenemos el living comedor para nosotros y es lo mejor, a veces hay minutos de bulla y mucho ruido, donde hay que calmar las aguas (no sé sin influirá en esto, pero somos la mayoría mujeres jaja), pero estar todos juntos nos ayuda mucho al trabajo colaborativo, al estar conectados con el otro y a hacer equipo.

5. ¿Cuál es la mejor parte de tu negocio?
La mejor parte cuando partimos, fue ver los resultados de nuestro trabajo. Nos costó que nos pasaran sus casas, pero una vez que lo hacían, ver la foto bien hecha, el departamento lindo y el cliente feliz, fue muy satisfactorio.
Hoy día, es lo que hemos construido y lo que somos. La comunidad que se ha ido generando en base a La Casa de Juana. La plataforma, la comunicación, lo que hemos hecho, la generación del contenido del Blog y la gente que hemos conocido. Además, trabajamos con la Fundación Mi Parque y ha sido algo muy bueno. Colaboramos con ellos, haciendo una donación por cada propiedad que vendemos.

Blog de Juana

6. ¿Cuál es la lección más grande que has aprendido de administrar tu propio negocio?

Creer que uno puede. Con el equipo tenemos la frase de “te la crees”, es transmitirles que tenemos que tener la confianza y la convicción de que uno puede, que tenemos que ser caballito de carrera, avanzado para adelante. Y ahí lo importante de estar con gente en el equipo que sea positiva y te tire para adelante, de tener siempre una actitud positiva y así uno llama que pasen cosas buenas.

7. ¿Cuál es el mejor consejo de negocio que te han dado?

Que uno necesita ser paciente, que las cosas no funcionan de un día para otro. Esto también implica que uno tiene que tener confianza con uno mismo, pero con el tiempo adecuado y sin ser ansioso. Hay que hacer un trabajo de hormiguita con la confianza que uno lo está haciendo bien, y con la paciencia de que el momento va a llegar.

[ssba-buttons]

Me encantan las manualidades, los proyectos DIY, las celebraciones y las mesas lindas. Trabajé en empresas, tuve mi emprendimiento, trabajé en uno, y ahora asesoro a emprendedoras para que puedan concretar sus ideas y hacer lo que aman. Soy viñamarina, ingeniero comercial y periodista, fundadora de Genias y mamá de Elisa y Emilio. En Instagram: @jimezapata