Destacado Vida Laboral

6 frases que debes dejar de decir en el trabajo

por:

En el día a día quizás pasen desapercibido, pero cuando son una costumbre, algunas frases o comportamientos pueden definir tu personalidad en el trabajo. En este post les dejo alguna de éstas, que hay que erradicar, con la idea de poder ser un aporte y ayuda para otros, en nuestro trabajo.

– Avísame si te ayudo.
Hay un mundo de diferencia en decir, “avísame si te ayudo con la propuesta que hay que presentar” y “Estoy ajustando los detalles que conversamos sobre la propuesta”. Aunque pareciera, no tiene un valor sólo el decir que se puede ayudar, si finamente no se hace nada. Para hacer un aporte, es necesario tomar la iniciativa y ser tú mismo quien lo haga.

– No me gusta.
Esto pasa mucho. El “no me gusta” y punto. Cuando alguien presenta o muestra un trabajo, y es necesaria tu opinión, el no me gusta que obviamente puede pasar, siempre tiene que estar acompañado de tu opinión y sobre todo un comentario que agregar. Dejar esa frase sola, lo hace ver caprichoso, pero fundamentado, seguro llevará a un mejor resultado.

– ¿Cómo hago…?
No hay ningún problema en no saber algo sobre tu trabajo, incluso es mejor, porque sabes que siempre estás aprendiendo. Pero antes de preguntar cómo haces tal cosa, recuerda que siempre están a la mano un montón de herramientas que entrega internet, algún amigo experto o cualquier recurso que logre que puedas resolver por ti mismo la pregunta. Consejo: si la respuesta está en google, no hagas la pregunta.

– No hay problema!
Pasó mucho tiempo para que me diera cuenta de esto. Cada vez que alguien me agradecía por mi trabajo, mi respuesta era un feliz “no hay problema” o un “obvio, cuando quieras”. Aunque era cierto, el trabajo no tiene que ser así. Tu labor tiene que ser siempre valorada, y cambiar esta frase por un “de nada”, puede marcar una pequeña gran diferencia.

– Estoy cansada
Todos nos podemos cansar, está la pega, la casa, el deporte (en mi caso), y tantas cosas que agregar en la vida, que sentirse cansado es algo que ocurre. Pero tenía una compañera de trabajo que llegaba todos los lunes con esta frase y cara de sieño, ya fuera que estábamos en plena temporada de mucha carga o un día común, así llegaba sin importar nada. Además de que claramente ya nadie creía su “estar cansada”, daba una mala onda generalizada en la oficina, con la que no deban ganas de trabajar. Por esta razón amo la gente entusiasta.

– No tengo tiempo
Esta frase es algo que no entiendo, para mí el trabajo está totalmente en la organización. Si tu carga laboral es extremadamente grande, es necesario que hables con la persona correspondiente para hacerse cargo y cambien tus tareas, pero si diariamente estás sin tiempo de hacer tu pega, te falta organización, para eso sirven las listas, y si no le pones check a tus pendientes, simplemente tienes que ver prioridades y trabajo listo!

Soy Daniela Paz, periodista, fanática de ver tele, películas y correr. He trabajado desde siempre ligada al marketing digital, que es mi tema preferido. En Instagram: @dnlpz