Destacado Entrevistas

Los colores, los objetos y el orden de Olivia Allamand

por:

 

Su mundo está lleno de corazones, conejos, cupcackes, arcoíris, plantas y muchos colores. En su taller hay pinturas, spray, poscas, acrílicos y óleos, porque es una artista muy diversa que está en constante investigación de nuevos formatos, soportes y mezclas de colores. A pesar de que tiene listas escritas en un papel de chocolate porque no encuentra una hoja a mano, y las traspasa días después a una agenda que se compró recién hace dos meses, entiende perfecto su (des)orden y eso la ha llevado a ser una pintora que ha podido vivir del arte. Acá, con su infaltable late con leche de soya en mano, nos cuenta más detalles de su experiencia y de cómo lo ha hecho.

Nombre: Olivia Allamand Lyon
Estudios: Bachelor degree in Graphic Design | Corcoran College of Art and Design, Washington DC
Trabajo Actual: Pintora
Página Web: http://www.oliviaallamand.cl/
Instagram: @oliviaallamand_art

 

1. Cuéntanos de tu carrera profesional y la transición del Diseño Gráfico a la Pintura.

Ese cambio pasó por una exposición que hice en Casa de Lo Matta el año 2005. Desde los 9 años que pinto, a esa edad entré a la Escuela Moderna y toda mi vida una vez a la semana he tenido clases de pintura, he tomado clases con Juan Ibarra y Eugenio Dittborn, y hasta el día de hoy sigo con Juan.
La pintura siempre ha estado en mi vida, y por lo mismo a la hora de decidir que estudiar tuve la dualidad entre Diseño o Arte. Por la parte tecnológica me decidí por el diseño, pensé que iba a poder aprovechar mejor la universidad y las herramientas que me daba la carrera. Cuando volví a Chile trabajé 3 años en diseño gráfico y paralelo preparé esta exposición con la Maca Illanes que ahora es mi compañera de taller. El día de la inauguración dije me quiero dedicar a esto. Como me fue bien sentí que había una oportunidad y ahí dejé el diseño gráfico.

 

2. ¿Qué es importante gestionar para poder vivir del arte?

Para mí lo más importante ha sido tener método y orden. Tomo esto como un trabajo con horario, con un lugar físico donde ir y con tareas por hacer. Hay distintos tipos de artistas y a todos les funciona cosas diferentes, pero lo que a mí me funciona es tener un taller, un horario y de organizarme como si trabajara en una oficina. Me organizo según las tareas que tengo que hacer porque todos los días son diferentes, hay días que pinto, otros que ordeno, otros que compro materiales, otros que ordeno los números y así.

Foto: Olivia Allamand

 

3. ¿Cómo te mantienes inspirada y en constante creación de cuadros nuevos?

La inspiración y creación de cosas nuevas es lo que menos me cuesta. Veo la calle, salgo, miro la gente, todo me inspira, tengo inspiración guarda de viajes antiguos, tengo una acumulación de muchas ideas. No me meto a internet, ni veo libros, ni me meto a una biblioteca, mi inspiración es más urbana, como el pañuelo de alguien, la ropa, un café lindo, la vida cotidiana, las personas. También tengo un toc de ver mezclas de colores en la calle, por ejemplo, si mi hija esta con una traba rosada y justo se paró al lado de una flor con el mismo color le saco una foto, o una vez una mujer con un vestido rojo, se paró justo frente a una muralla rosada, y me encantó como se veía esa mezcla, me obsesioné y le tuve que sacar una foto. Así son mis inspiraciones.

4. ¿Trabajas en tu casa o arriendas un lugar? ¿Qué es lo que más te gusta de tu espacio de trabajo?

Durante tres años, y cuando vivía sola, pude tener la casa con el taller. El segundo piso era mi pieza y el primer piso era el taller y living, ahí pintaba y hacía clases, y cuando invitaba a gente a comer poníamos la mesa en la mitad de los materiales, era super entretenido. Cuando uno tiene familia, las cosas cambian y ahora tengo un taller en Bellavista. Lo comparto con 4 artistas más, y me gusta estar con ellas porque el arte es muy solitario.
Lo que más me gusta de mi espacio de trabajo es la luz, lo lindo del lugar porque es una casa antigua remodelada, y mis compañeras de taller que son lo máximo.

 

5. ¿Cuál es la mejor parte de tu negocio?

¡Pintar! La mejor parte es que hago lo que me gusta y me mantengo creativa. Disfruto las horas de taller, las horas de clases, las horas de pintar. Es 100% disfrutar.

6. ¿Cuál es la lección más grande que has aprendido de administrar tu propio negocio?

Una lección que aprendí es a analizar bien los gastos que uno hace, sobre todo los grandes. Por ejemplo, si voy a participar en una feria fuera de Chile, hay que preocuparse de tener una buena galería, de saber cómo es la feria y de estudiar bien si vale la pena hacer la inversión o no. O si uno se quiere ir a estudiar afuera es lo mismo, hay que analizar bien si vale la pena el esfuerzo. A uno le dan ganas de hacer cosas, pero a veces es un gasto muy alto que te puede dejar hoyos financieros por mucho tiempo.

Foto: Olivia Allamand

7. ¿Cuál es el mejor consejo de negocio que te han dado?

Es tener orden, usar planillas Excel y proponerse metas. Y esto lleva a tener un orden en los gastos, en la planificación de compras y en metas de ventas, hay un control mayor del negocio.
Hay diferentes tipos de pintores, y cada uno se enfoca según las metas, todo depende de lo que uno quiera. Hay personas que con el trabajo quieren pasarlo bien, ganar plata, sobresalir, etc. Yo decidí vivir del arte y ganar un suelo de esto, y para eso, he hecho cosas más comerciales y he explorado otras áreas, como trabajar con marcas, hacer clases, tener mis cuadros en tiendas online, y hacer ilustraciones y prints para llegar a más personas con mi arte.

 

Foto: Olivia Allamand

Me encantan las manualidades, los proyectos DIY, las celebraciones y las mesas lindas. Colecciono papeles, stickers, hilos, telas y todo lo que tenga colores y patrones. Soy viñamarina, ingeniero comercial y periodista, fundadora de Genias y mamá de Elisa y Emilio. En Instagram: @jimezapata